Archive for 29 septiembre 2010

h1

Por fin nueva Furgo!!!

septiembre 29, 2010

Nos complace informarles a todos nuestros amigos y clientes de la incorporación de un nuevo miembro a nuestra comunidad acuática:                LA CACATÚA.

Todos se acordarán de nuestra querida “Bestia”, que para abrir la puerta trasera habia que entrar por delante y soltar el cabo. O que para entrar solo valía una puerta y cuando entrabas tenias que tener cuidado que no caer en el hoyo… de la foto de la derecha…jaja .

Bueno, ya no tendran que ayudarnos a frenar como los picapiedras y más encima esta tiene radio con compac!

Anuncios
h1

El Solrayo un tesoro en el Hierro

septiembre 3, 2010

A lo largo del globo existen puntos calientes a donde buceadores de todo el mundo realizan largos viajes para observar determinadas especies en su medio. Por todos son conocidas las espectaculares fotos de tiburón blanco en Sur África, los tiburones martillo de Galápagos o los tiburones limón de Bahamas. Pero a veces tendemos a infravalorar los tesoros que albergan nuestras costas a favor de lo que podamos encontrar en lugares más exóticos.

Otro año más Agosto nos ha regalado la visita de un tiburón muy especial a las aguas de la reserva de Mar de Calmas en El Hierro: el Odontaspis ferox (Risso, 1810), denominado comúnmente Solrayo o Sarda. Este tiburón de biología poco conocida y que habita generalmente aguas profundas de hasta 500m, ha decidido elegir las costas canarias como una de las pocas localizaciones en todo el mundo para, por razones aún desconocidas, ascender a aguas superficiales y ofrecernos la oportunidad de observarlo en su medio natural.

El primer encuentro de un buceador con este raro animal fue registrado en el año 1998 por la bióloga marina Sandra Bessudo cuando buceaba por debajo de los 40 metros de profundidad en las costas de la isla de Malpelo, Colombia. De hecho, a raíz de este encuentro, la isla de Malpelo ha sido considerada varios años como el único lugar del mundo donde era posible la observación de este raro animal. Poco después se describe también el encuentro frecuente de ejemplares de O. ferox con buceadores en las costas de Líbano tras haber sido confundido durante un tiempo con el similar y más conocido tiburón toro, Carcharias taurus (Rafinesque, 1810). Es en 2008 cuando los hermanos Armando y Francisco Del Rosario documentan con fotos y vídeos encuentros con O. ferox en las aguas de la reserva marina de Mar de las Calmas en El Hierro. Desde entonces, e incluso años antes pero sin saberlo, las visitas de estos fantásticos animales se han ido repitiendo con la peculiaridad añadida de ser la única de las 3 localizaciones donde han aparecido a profundidades mínimas de hasta 3 metros.

El Solrayo o sarda se sigue confundiendo con frecuencia con el tiburón toro, Carcharias taurus. Para poder distinguirlos con facilidad basta con fijarnos en los ojos, grandes y circulares en el solrayo y más pequeños en el toro. Otro punto clave son las aletas dorsales, de mayor tamaño la primera que la segunda en el Solrayo mientras que en el toro las dos presentan tamaños similares. Además, en el caso del O. ferox, la primera dorsal se encuentra más adelantada y cercana a la base de las aletas pectorales, mientras que en el C. taurus la primera dorsal se encuentra mas retrasada y cercana a la altura de las aletas pélvicas.

Carcharias Taurus, Ilustración sacada del Catálogo de Elasmobranquios de la FAO

Odontaspis Ferox, Ilustración sacada del Catálogo de Elasmobranquios de la FAO

Un dato muy interesante para la conservación de este tiburón es que aunque se han registrado encuentros con machos y hembras, la mayoría de los ejemplares vistos a poca profundidad suelen ser hembras, y muchas de ellas, como la de estas fotografías cedidas por el club de buceo Arrecifal de El Hierro, dan la impresión de ser hembras preñadas a juzgar por el volumen de la zona abdominal y las visibles heridas en las aletas. Estas heridas son típicas del agresivo cortejo de los machos en época reproductiva. El macho para realizar la cópula se aferra a la hembra mordiéndole las aletas, y aunque parezca una maniobra muy agresiva, las hembras de la mayoría de las especies de tiburones se encuentran protegidas por una capa de piel más gruesa que la de los machos. Curiosamente es frecuente el observar en la época de apareamiento hembras mordiendo a algún macho indicando que están listas para el apareamiento y estimulando a la vez a estos para provocar su agresivo comportamiento de cópula.

En el caso de El Hierro, el que aparezca un elevado número de hembras preñadas, podría indicar la importancia de estas zonas como áreas escogidas por las hembras para parir a sus crías. Como dato curioso añadir que este tipo de tiburones, al igual que el tiburón toro, presenta un particular proceso de desarrollo embrionario denominado canibalismo intrauterino. En este proceso aunque en las primeras etapas de gestación cada uno de los dos úteros alberga numerosos embriones, sólo como máximo un embrión en cada útero sobrevivirá alimentándose de sus hermanos y compañeros de desarrollo. A pesar de esta agresiva primera etapa de su vida, el solrayo no se considera un tiburón peligroso para el hombre, y como la mayoría de los tiburones presenta una muy limitada capacidad de recuperarse de la creciente presión pesquera. Por razones como esta debemos saber aprovechar fenómenos como el que sucede cada año en El Hierro no sólo para disfrutar de la posibilidad única de bucear y observar de cerca a tan apasionante criatura, sino también para conocer mejor y proteger a estos animales únicos, aportando así nuestro granito de arena a la conservación de los tesoros que albergan nuestros océanos.

Si quieres ver a este hermoso tiburón nadando entre los buzos con toda la tranquilidad del mundo, copia y pega en tu navegador este enlace:

Que lo disfrutes!

Anita y Carlos

Texto por nuestro querido amigo y biologo marino Borja Torres.