Archive for 7 marzo 2012

h1

Y se apagó el volcán!

marzo 7, 2012

Por fin ha llegado una de las noticias más esperadas para toda La Restinga y tal vez la isla entera.

El volcán se ha apagado y después de casi 5 meses de erupción, ha dejado una densa capa de nutrientes sobre el lecho Marino que suponen un extraordinario fertilizante.

En estos momentos el Mar de Las Calmas se ha convertido en el único laboratorio natural del mundo y somos unos privilegiados por poder presenciar su evolución. En octubre del 2011 comienza la erupción submarina y el Mar de las Calmas vivía una de las peores crisis a las que se había enfrentado, perdiendo casi por completo toda la vida que allí habitaba. Una ironía del destino que esto haya sucedido justo en una de las zonas más ricas en flora y fauna marina de España y que tan bien se había logrado proteger, cuidar y gestionar.  Pero como dice el dicho, “no hay mal que por bien no venga” y “lo que no mata, fortalece”, está capa de nutrientes y la gran cantidad de algas en el fondo, es la combinación perfecta para el comienzo de una explosión de vida.  Rápidamente podemos ver como en el fondo hay larvas de muchas especies y al parecer muchas huevas que quedaron y sobrevivieron, están ahora eclosionando. No les vamos a mentir y decir que está lleno de peces, porque no es así. Pero podemos observar como rápidamente la vida se regenera y se abre paso.

Estos últimos días en que hemos hecho un par de inmersiones en la zona afectada por la mancha, hemos extrañado a nuestras queridas viejas, peces trompetas y gallos. Pero hemos visto alevines y juveniles de fulas, pejeverdes, salemas y galanas (en grupo), además hemos visto ejemplares de meros, abades, chopones, carmelitas, se están viendo grupos mayores de sargos breados, morenas, chuchos, mantelinas, torpederas, entre otros. habría que destacar que se ha visto el solrayo y el grán abade capitán de La Herradura, que fue visto antes de ayer por Arturo Telle cuando el pez pasaba por fuera de la bocana del puerto en dirección a La Herradura.

En fin, están todos cordialmente invitados a venir a ver como la vida se abre paso nuevamente en el Hierro (y nosotros muy descansados y con mucha ganas de volver a trabajar ya).

Los esperamos,

Anita, Carlos, Candela Y Marina